Procedimiento de carga y cargadores de baterías

Las baterías son un componente fundamental en un sistema de respaldo de emergencia o en una red independiente de energía, por lo que una monitorización precisa de la batería ayuda a optimizar su vida útil. Aquí es donde entran en juego los equipos Amperis. Gracias a la amplia gama de sistemas de monitorización y carga, permiten realizar un mantenimiento y control de las baterías óptimo. A continuación detallamos información a cerca del procedimiento general de carga común para todos los tipos de cargadores:

  • En primer lugar se deben comprobar los niveles de electrolito de todas la celdas. Si estos niveles están por debajo de la parte superior de los separadores, se han de rellenar con agua destilada o desionizada hasta la parte superior de los separadores.
  • Si se utiliza un cargador de baterías de corriente constante o un cargador de carga rápida, se deben quitar los tapones o colectores antes de cargar. Por otro lado si se utiliza un cargador de baterías de tensión constante (cargador de baterías inteligente), no es necesario retirarlo.
  • Al conectar el cargador de baterías a la batería se debe consultar la información relativa a las condiciones de carga adecuadas dependiendo del cargador.
  • Si la batería comienza a liberar gas o si la temperatura de la batería supera los 50ºC se debe parar la carga, desconectar el cargador, esperar a que se disipen los gases, comprobar los niveles del electrolito de todas las celdas y rellenarlas si fuera necesario.

En relación con el tipo de cargador, se debe tener en cuenta que existen muchos tipos de cargadores, de los cuales destacamos:

  • Cargadores inteligentes: Esta es la nueva generación de cargadores, que son capaces de comprobar el estado de la batería para desarrollar una carga controlada que cargará la batería en el menor tiempo sin dañarla ni sobrecargarla. Es importante seguir las instrucciones del fabricante ya que pueden cargar en exceso baterías descargadas.
  • Cargadores de corriente constante: Este tipo de cargadores mantienen una corriente predefinida constante durante todo el periodo de carga sin tener en cuenta la tensión de la batería. Es importante destacar que no es adecuado cargar las baterías en paralelo y si se cargan en serie, se deberán retirar a medida que se vayan cargando. Se debe medir la tensión de circuito abierto de la batería y cargarla según la velocidad de carga recomendada (tener en cuenta que para obtener una tensión estable la batería ha debido estar inactiva un mínimo de 3 horas. En el caso en el que no sea posible ajustar la velocidad recomendada, se amplia o reduce el tiempo de carga de forma gradual. Si se carga una batería descargada en exceso ha perdido vida útil y prestaciones debido a la sulfatación irreversible, por ello si se carga puede que se reduzca más aún su vida útil potencial.
  • Cargadores de tensión constante: Estos cargadores de baterías mantienen una tensión predefinida, fija y constante durante la carga, mientras la intensidad disminuirá a medida que se incrementa el estado de carga de la batería. Estos cargadores se diseñaron para cargar una batería cada vez. Además, es posible que no puedan cargar una batería descargada en exceso.
  • Cargadores de carga rápida: Este tipo de cargadores proporcionan una intensidad inicial muy elevada y son usados principalmente para cargar ligeramente una batería que está descargada por necesidades del servicio. La intensidad se va reduciendo a medida que va aumentando el estado de carga de la batería (es importante controlar la temperatura para evitar sobrecalentamiento de la batería). Este tipo de carga no se recomienda excepto en circunstancias excepcionales.

Para más información a cerca de nuestros cargadores de baterías:

https://www.amperis.com/productos/miscelanea/cargadores-baterias/